General

Compensar una deuda o cómo pagar y cobrar facturas sin dinero

Escrito por Lucia Sanchez / 24 de junio de 2014

La compensación de deudas es una solución financiera, prevista por el Código Civil y reconocida por la Agencia Tributaria, que permite la posibilidad de pagar y cobrar facturas sin dinero. Se trata de una fórmula que se basa en pagar con lo que a uno le deben, para reducir o cancelar una deuda sin perder liquidez, y que se está revelando como una de las soluciones más realistas a la hora de cortar de raíz el círculo vicioso de la morosidad entre empresas.

Cómo compensar una deuda

Cómo compensar una deuda

Mientras que el procedimiento de compensación de deuda más simple sería el que llevarían a cabo dos empresas que mantienen relaciones comerciales y que se deben dinero mutuamente, realmente el problema de la morosidad tiene una dimensión mucho mayor, porque al final un impago de una empresa suele acabar salpicando de rebote a otras muchas de manera directa o indirecta. Y ahí es donde está el verdadero problema. Una empresa no paga a otra, esa otra no paga a una tercera, etc. etc. Bajo el argumento de “yo no pago porque no me pagan”, la cadena puede llegar a hacerse interminable de forma que la deuda crece y crece, expandiéndose como la pólvora por el tejido empresarial.

Para atacar este problema de raíz, la plataforma Deudae.com ha desarrollado un novedoso servicio online que da un paso más allá en la compensación de deudas para facilitar la reducción o cancelación de un volumen de deuda mucho mayor que el que pueda existir entre dos empresas que puntualmente tengan facturas pendientes a partir de su relación comercial.

Este servicio, que de esta forma facilita la posibilidad de poder pagar y cobrar facturas sin dinero de una forma multilateral, se basa en la detección de cadenas de deuda para implicar en la ecuación al máximo número de empresas que sea posible y “atacar” la dimensión que realmente tiene el problema de la morosidad y su “efecto contagio”.

El procedimiento es el siguiente: una empresa solo tiene que darse de alta en el sistema de Deudae.com y registrar de forma totalmente confidencial y sin coste de partida sus facturas pendientes de pago y de cobro. A partir de ahí, y a través de un algoritmo desarrollado por el departamento de Matemáticas de la UNED, se detectan las cadenas de deuda y todas las empresas implicadas para proceder a reducir el máximo volumen de deuda en cada caso.

Requisitos para poder compensar una deuda

  • La empresa tiene que ser deudora y acreedora al mismo tiempo, es decir tiene que tener facturas pendientes de pago y de cobro
  • Las deudas tienen que ser homogéneas, es decir, de la misma naturaleza y en la misma divisa
  • Las facturas tienen que estar vencidas, ya que de otro modo ni siquiera legamente se reconocen como deudas. Las partes tienen que haber acordado un plazo de pago y éste debe haber expirado. A partir de ahí, esa factura impaga ya se considera deuda y se puede reclamar. En este caso, compensar.

El servicio no tiene registro de alta y, en el caso de Deudae, lo que hace es aplicar una comisión del 3% sobre el volumen de la deuda que haya conseguido compensar en cada caso, pero una vez la operación se ha realizado con éxito y la empresa ha conseguido resultados (reducir o cancelar en su totalidad su deuda). Igualmente Deudae emite un certificado legal para validar que dicha deuda ha sido efectivamente compensada.

Tags: , , , ,

1 comentario

  1. La compensación de deudas ya es una realidad y parece estar funcionando en nuestro país, pero no olvidemos que hay muchas empresas (la mayoría) a las que les deben y no deben… estas tienen que establecer necesariamente nuevas fórmulas de cobro que garanticen el pago de la deuda ya que bajo nuestro coyuntura económica actual los impagados comerciales no harán más que crecer y crecer.

Leave a comment